miércoles, 14 de abril de 2010

Nutrición equina:


Algunas pautas para alimentar a caballos que trabajan mucho

Los años de duro entrenamiento comienzan a recompensarlo. Su caballo ha progresado y esta listo para mayores exigencias en la disciplina FEI que Ud. ha elegido.
Ahora, en la medida en que demanda más y más de su caballo física y mentalmente hablando, debe asegurarse que reciba el combustible adecuado para la exigencia.
Los problemas en la dieta que antes no se notaban aparecerán y Ud. se cuestionara todo su plan de alimentación.
Alimentar a los caballos como atletas crea problemas particulares. Recuerde que el caballo fue diseñado bastante mal como herbívoro de pastoreo que ingiere pasto -si lo dejan- casi 20 horas por día. Su esfuerzo entonces se reducía a caminar buscando alimento y a correr para huir de los predadores. Confinando los caballos a boxes tratamos de convertir al mismo animal en un consumidor de raciones. Dos grandes comidas por día y pasto. Esto es un asalto al sistema digestivo donde incluimos alimentos con mucho almidón para cubrir sus requerimientos de energía. Los caballos de alta performance requieren consumir un tipo de dieta para la cual su sistema digestivo no fue diseñado.
El resultado, muy frecuentemente es cólico, ulcera gástrica, digestión pobre, laminitas y cambios de temperamento, para nombrar algunos. Dicho ésto, todos conocemos caballos que parecen ser capaces de trabajar casi sin notar la pobre monta y el pobre manejo a que son sometidos.
Frecuentemente se ven caballos de elite que son alimentados en forma equivocada, pero su coraje y corazón les permite tener éxito a pesar de lo mal que comen.
Son los menos. Si uno quiere competir en los niveles altos debe darle al caballo la posibilidad de expresar su potencial no solo con entrenamiento y competencia, sino con un plan de alimentación correcto.
Ahora bien; qué es un atleta equino? Aquel que trabaja al trote y galope una hora por día seis días a la semana. Obviamente un caballo de Adiestramiento repartirá este tiempo en trote reunido, piaffe, pasaje y piruetas y uno de Prueba Completa tendrá días de galope y días de salto. Un caballo que pasea cuarenta minutos tres veces por semana no es un atleta.
Problemas típicos del caballo atleta
1) Reducción del apetito
Las ulceras gástricas, diagnosticadas en gran numero de caballos de alta competencia frecuentemente causan reducción del apetito. El estado físico mejorado puede despertar una respuesta hormonal que reduce el apetito, como también el estrés mental de la competencia. Un caballo puede ser ayudado a consumir los nutrientes que necesita poniendo en práctica alguna de las siguientes estrategias:
* Utilizar alimentos pelleteados dentro de la porción de concentrados de la dieta. Los pellets son más densos, por lo cual el caballo consume mas peso de alimento por bocado. Son altamente palatables y fáciles para que el caballo mastique y trague, entonces le permite consumir mas alimento en un tiempo determinado.
* Agregar melaza o aceite a la avena incrementará la palatabilidad y la densidad energética del alimento.
* El proceso de extrusado del alimento ayuda a digerir los almidones, por ejemplo en el maíz.
* Existen productos ricos en vitamina B que pueden estimular el apetito.
* Aumentar la frecuencia de alimentación. No solo agregue más cantidad a las dos comidas diarias, reparta el alimento en por lo menos 4 tomas más pequeñas. Esto solo rinde los mayores beneficios para corregir el estrés alimentario.
* Aumente la cantidad de forraje. En una dieta ideal el caballo de competencia debería recibir el 50% de su dieta, en peso en forraje. Preferentemente heno de buena calidad, alfalfa o mucho mejor una buena pastura.
Si el caballo deja parte de su concentrado puede indicar que necesita más forraje.
2) No mantiene su condición corporal
A medida que la carga de trabajo y el estrés de la competencia aumenta, el caballo se hace más y más liviano en condición corporal. Muchas de las estrategias antes mencionadas se aplican también a este problema pero vale la pena considerar tambien las que siguen:
* Aliméntelo más por peso del alimento que por volumen. Esto puede sonar muy simple pero hay muchos jinetes que se quejan de que su caballo pierde peso a pesar de ingerir todo lo que se le ofrece. Si su caballo le pasa la lengua al comedero, aumente el peso del alimento hasta que deje parte en cada comida. Así sabrá que come aquello que realmente necesita.
* Incluya aceite en la dieta. El aceite tiene 2,25% más energía que los carbohidratos, de modo que el aceite puede proveer más energía sin aumentar la ingesta. Deben ser por lo menos 100 ml por comida, o utilizar balanceados que lo incluyan en al menos 7% del alimento.
Es altamente digestible y ayuda a reducir el calor de fermentación aumentando la energía disponible para la actividad física. Sí debe ser fresco, ya que el aceite se pone rancio con el tiempo si no es tratado con antioxidantes
* Incluya levadura en la dieta. Las levaduras vivas mejoran la utilización del alimento y ayudan a estabilizar el ambiente intestinal del caballo donde ocurren los problemas.
3) Dolor muscular o envaradura
Es un problema multifactorial donde no hay un solo tratamiento preventivo. El diagnostico y manejo de la envaradura debe ser consultado con el veterinario, pero desde el punto de vista puramente nutricional se pueden considerar las siguientes opciones:
Alimentar altos niveles de Vitamina E con selenio. Ambos actúan como antioxidantes para los músculos y pueden ayudar a reducir y reparar el daño muscular. Además, la vitamina E estimula la respuesta inmunitaria del caballo
* Remplace parte de los carbohidratos de la dieta por aceite y reduzca la cantidad de grano.
* No le de concentrados en días de descanso y redúzcalo en días de trabajo liviano.
* Asegúrese de que reciba suficiente sal y electrolitos.

Próxima entrega : Sudoración. Falta de energía. Caballos que enloquecen con los concentrados, Cambios en la bosta u orina..




Sudoración: Los caballos que trabajan mucho pierden cantidades significativas de sodio, cloro y potasio en el sudor. El aumento en los requerimientos de estos minerales con el trabajo puede ser cubierto sin dificultad. Dos fuentes importantes de estos minerales don el forraje de buena calidad y los suplementos de sal con minerales traza. En la mayoría de los casos estas fuentes satisfacen los requerimientos. Las dietas de caballos que trabajan mucho deben ser suplementadas con sodio potasio y cloro para compensar las perdidas de electrolitos debido al Los balanceados comerciales de buena calidad normalmente contendrán cantidades suficientes de estos y de minerales trazas.
El uso de electrolitos orales puede ser beneficioso pero también existe la posibilidad de que el agregado en el agua de bebida reduzca el consume de agua y cause deshidratación.
Falta de energía: Debemos destacar que los requerimientos de energía para el trabajo prevalecen sobre la acumulación de energía como grasa en el cuerpo. En consecuencia los animales que no reciben suficiente energía para mantener el peso corporal movilizaran energía de los tejidos corporales para cubrir sus requerimientos para el trabajo. Si el alimento no cubre los requerimientos el caballo metabolizara la energía acumulada en los tejidos incluyendo el glicógeno de los músculos para mantener el peso. Entonces, un caballo muy flaco puede no ser fisiológicamente capaz de efectuar ejercicios extenuantes porque no tiene energía disponible. Sin embargo aunque es importante mantener al atleta equino en adecuada condición corporal para hacer su trabajo, el exceso de grasa corporal causa estrés térmico en el animal.

Caballos que enloquecen con los concentrados:

Lo más importante es recordar que el programa de alimentación debe concordar con los requerimientos de trabajo del animal .La sobrealimentación con energía es el error mas común que lleva a una hiperactividad del caballo. La razón de este error es que comúnmente los propietarios o cuidadores no comprenden bien de donde viene la energía de la dieta y no son conscientes de que les proporcionan mucha para su nivel de actividad.
Los caballos reaccionan de dos maneras a esto o engordan y no cambian el carácter o se vuelven hiperactivos para quemar el exceso.

La solución es una dieta rica en aceite ya que el almidón de los granos se absorbe mas rápidamente causando una subida en los niveles de glucosa y hormonas que lo pueden convertir en un ser hipersensible a los estímulos.

Se debe bajar la cantidad de grano y almidón a medida que se incrementa el nivel de grasa progresivamente para evitar cambios en el comportamiento.
Cambios en la bosta u orina:

Si su caballo comienza a expulsar granos enteros en la bosta o la consistencia de la misma se hace mas liviana es un indicador de un deterioro en la digestión del intestino que debe ser corregida.
Se puede usar levadura que mejora la utilización del alimento, reducir el acceso a forraje verde y remplazarlo con algo mas fibroso, reducir la cantidad de concentrados temporalmente hasta que mejore la condición y revisar la dentadura.
Si se detecta sangre en la orina inmediatamente consultar al veterinario.
Si la orina se oscurece puede deberse a un exceso de proteína en la dieta. El exceso se convierte en energía y el amoniaco se excreta vía riñones produciendo apariencia turbia y un olor muy fuerte.
La concentración de la orina puede ser mayor si se consume menos agua. Cuanto mas fibra larga en la dieta mas agua bebe. Los bebederos automáticos planos también pueden reducir el consumo de agua.
RECUERDE QUE HAY VARIAS REGLAS DE ALIMENTACION QUE SE APLICAN A TODOS LOS CABALLOS DE COMPETENCIA
Todos los cambios de alimentación Deben ser graduales, lo mejor para dar nuevos alimentos es tomarse dos semanas
Pocas cantidades de alimento frecuentemente nunca mas de 2,5 kg de alimento en una sola toma
Pesar los ingredientes, no administrar por volumen, incluyendo el forraje
NUNCA dar alimentos polvorientos o con hongos.

Siempre mucho agua fresca disponible todo el tiempo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada