jueves, 15 de abril de 2010

Paper sobre agua en equinos

EL AGUA EN LA PRODUCCIÓN EQUINA EN LA ZONA DE MAYOR PRODUCCIÓN
DE LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES-ARGENTINA
Valeriani, E., M. Herrero, G. Sardi, L. Garbo, A. Orlando, V. Maldonado y D. Vacarezza
Departamento de Producción Animal, Facultad de Ciencias Veterinarias, Universidad de Buenos Aires.
Chrorroarin 280-(1427) Cap. Fed. Argentina
Abstract
Water in equine production in Buenos Aires Province - Argentina
The purpose of this experience was to perform a chemical diagnosis of animal drinking water quality in
establishments dedicated to producing horses for jumping and cattle work in the area of greatest concentration of
equines in Argentina. The area was divided in five zones: Capital (C), Gran Bs. As. (B) North (A) Northeast (D)
and Southeast (E). Total salt and pH were analized using conductometry; hardness, chlorides, sulphates, arsenic,
using colorimetric indicators, and nitrates with reflectometry. They were evaluated considering maximum allowed
limits for horses. Nitrates in A and D, 40 to 50 % of samples are over the tolerable limits for foals and
young animals. The average Arsenic is acceptable but extreme in E in over 32 % of the samples and in an isolated
case in A. Equines in these zones may suffer gastrointestinal disorders, impaired growth and reproduction problems.
Palabras claves: Equinos, calidad de agua, arsénico, nitratos.
Key words: Equines, water quality, arsenic, nitrates.
Introducción
El correcto manejo del recurso agua para el equino deportivo depende de conocer los factores que determinan
la calidad como: la salinidad total, el tipo de sal y los elementos tóxicos presentes. El consumo medio de un equino
en un clima templado es de 30 a 45 L/día. Una menor ingesta por rechazo debido a la calidad puede provocar una
reducción en los minerales para cubrir los requerimientos nutricionales y una restricción acuosa en el contenido
corporal para el ejercicio físico y la aptitud deportiva o de trabajo.
El arsénico se utiliza para controlar roedores e insectos y también como herbicida en los programas de
control de malezas. Puede contaminar el agua de bebida, especialmente si integra herbicidas aerotransportados.
Los nitratos no son tan tóxicos, pero hay evidencia de problemas reproductivos y de desarrollo en equinos
jóvenes.
El objetivo del presente trabajo fue realizar un diagnostico químico de la calidad del agua disponible para
bebida en establecimientos dedicados a la producción de equinos de trabajo y salto en la zona de mayor concentración
deportiva y producción de la Argentina.
Materiales y métodos
Se muestrearon 67 establecimientos de cría poseedores de animales de trabajo y centros de entrenamiento
para caballos de deporte ubicados en un radio de 250 km2 desde la Capital Federal. La región se dividió en cinco
zonas de acuerdo a la actividad predominante y densidad de población animal: Capital (C), Gran Buenos Aires
(B), Norte (A), Noreste (D) y Suroeste (E).
La calidad química se analizó en muestras provenientes de molinos o bombas de acuerdo a los siguientes
parámetros: pH y contenido de sales totales (ST) por conductimetría, dureza (D), cloruros (Cl), sulfatos (SO4) y
arsénico (As) por indicadores colorimétricos y nitratos (NO3) por reflectometría, todos expresados en mg/L.
Para evaluar aquellos factores que puedan incidir en la producción equina se diseñó una encuesta de 16 preguntas
de acuerdo a la bibliografía existente (Lewis, 1982, Frape, 1990, Robinson, 1992)
En el cuadro 1 se observan límites máximos admitidos para cada uno de los componentes químicos estudiados,
extraídos de la bibliografía internacional (NRC, 1989).
Las características generales de la zona son: Los suelos predominantes en la región presentan las
características de la pampa ondulada con suelos franco-arcillosos en norte y noreste. Producción de bovinos de
carne (cría en su mayor parte) y producción de caballos de trabajo y haras deportivos. La zona de capital y Gran
Buenos Aires concentra gran cantidad de industrias y los equinos se hallan estabulados en clubes y caballerizas
y equinos de trabajo en el Mercado de Liniers.
272
Valeriani et al.: El agua en la producción equina.
Resultados y discusión
Se tomaron muestras provenientes de cada establecimiento. En el cuadro 1 se presentan los resultados
obtenidos por elemento analizado estableciéndose para cada componente químico las siguientes características:
El valor promedio (VP) y extremo (VE) de pH hallados en todas las zonas se encuentran dentro del rango
aceptable y en sales totales, dureza y cloruros y los VP de sulfatos están por debajo del valor límite admitido. En
SO4 los valores extremos en D y E superan el máximo admisible en muestras aisladas.
En NO3 los valores extremos en algunas muestras aisladas superan el límite admitido en B y E, pero en A
y D superan el máximo admitido para animales jóvenes el 40 y 50 % de las muestras respectivamente pudiendo
originar trastornos reproductivos y de crecimiento en estos potrillos.
En As los valores promedio están dentro de un rango aceptable y los valores extremos en E lo superan en
un 32 % de las muestras y en E en un caso aislado. Algunos autores especifican que en dosis masivas provoca
signos clínicos gastrointestinales agudos como dolor abdominal, marcha envarada, debilidad extrema, temblor,
salivación, diarrea, inapetencia, pulso débil. En cambio, en cantidades menores, la intoxicación subcrónica provocaría
depresión, anorexia, diarrea acuosa, aumento de la micción, seguida por anuria, deshidratación, ataxia, estupor y
extremidades frías. Esta sintomatología podría encontrarse luego de largos periodos de ingestión de agua
contaminada.
Hay evidencias que niveles bajos de nitratos en agua pueden producir efectos crónicos sobre yeguas
estresadas, con una preñez tardía y en potrillos que comienzan a beber el agua que tienen a disposición. Entre los
efectos causados por esta forma de ingestión de nitratos figuran infertilidad y abortos tardíos, un retraso en el
crecimiento de animales jóvenes, deficiencia de vitamina A, interferencia con el metabolismo del yodo y un
aumento de susceptibilidad a las infecciones.
Conclusiones
La calidad del agua disponible para equinos de trabajo y salto en la provincia de Buenos Aires es apta para
su consumo. Cabe destacar que en las zonas A, B, D y E aquellos establecimientos con elevados niveles de NO3
y aquellos de A y E con elevados niveles de arsénico, la ingesta de agua podría ocasionar intoxicación crónica con
los consiguientes trastornos digestivos en equinos adultos, reproductivos y de crecimiento en animales jóvenes en
los haras de la zona. Por lo tanto, se recomienda realizar análisis exhaustivos del agua de la zona en cuestión,
considerando a la misma como un elemento nutricional fundamental de la producción equina.
Literatura citada
Evans, W. 1990. El caballo. Freeman & Co. N. Y.
Frape, D. 1990. Alimentación de equinos. Editorial Acribia. Zaragoza, España.
Lewis, L. 1982. Alimentación y cuidado del caballo. Lea y Febiger, Filadelfia, USA.
Miller, A. 1997. Fact Sheet 90-32. University of Nevada Cooperative Extension.
NRC. 1989. Requerimientos nutricionales del caballo.
Robinson, E. 1992. Terapeutica Actual en Medicina Equina. Prensa Veterinaria Argentina

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada